Espacios verdes libres de hormigas.

Descripción

Glex S® presenta un excelente efecto insecticida y acaricida. Posee un ingrediente activo perteneciente a la familia de los organofosforados, actúa por contacto e ingestión, y afecta directamente al sistema nervioso por inhibición de la colinesterasa. Tiene muy buena residualidad (dependiendo directamente de los factores climáticos) y no presenta fitotoxicidad cuando se utiliza en las dosis recomendadas. No posee efecto sistémico y no resulta persistente en el ambiente. Es compatible con la mayoría de los plaguicidas, excepto con aquellos de reacción alcalina. Se recomienda para su uso en exterior.

Espectro de control más relevante

Es un insecticida y acaricida de amplio espectro, con gran eficacia sobre diversas especies de insectos rastreros y/o voladores. Ideal para el control de hormigas, pulgas y alacranes/escorpiones. Mundialmente utilizado y recomendado por la Organización Mundial de la Salud para el control de insectos voladores.

Modo de uso

Es recomendable utilizarlo en aplicaciones externas (espacios verdes deportivos, perímetros domiciliarios e industriales, leñeras, etc.). En hormigueros, se aplica directamente hasta la saturación. El acceso a las zonas tratadas no debe ocurrir hasta que la aplicación no haya oreado. Dosis hormigueros: 5 ml cada 1 L de agua (por boca de hormiguero). Insectos rastreros y arácnidos: 125 ml cada 5 L de agua (para 100 m2).

Recomendaciones

Agregado al agua forma una emulsión estable que no requiere agitación. Puede aplicarse utilizando regadera, pulverizador de mano, cilindro o mochila de compresión manual, motomochila o equipos eléctricos. El uso correcto y las precauciones necesarias durante su aplicación garantizan el bajo riesgo de toxicidad y una eficacia óptima. Aplicar siempre en áreas reducidas, donde transiten los insectos o en sus nidos. Nunca hacerlo en presencia de personas, animales, o elementos que puedan estar en contacto directo con ellos.

MARBETE

HOJA DE SEGURIDAD

CERTIFICADO SENASA